Desarticulada una organización criminal especializada en violentar domicilios de toda Cataluña

. Los arrestados irrumpían a las viviendas tras fracturarse puertas o ventanas de casas situadas en zonas aisladas
. Actuaban en la franja horaria de la tarde después de asegurarse de que la casa estaba vacía y se llevaban dinero, joyas y dispositivos electrónicos




La investigación policial ha podido acreditar que esta organización estaba especializada en los robos con fuerza en viviendas y que tenía algunas características que dificultaban la acción policial. Se trata de un grupo itinerante integrado por cinco personas que rastreaban el territorio catalán en la búsqueda de casas ubicadas en poblaciones diseminadas alejadas de las zonas más densamente pobladas. De esta manera sabían que era menos probable que se Topares con alguna patrulla policial y se garantizaban una fuga con menos riesgos tras consumar los robos. La elección de la casa se hacía teniendo en cuenta las viviendas que disponían de puertas y ventanas más expuestas y más fáciles de reventar.

Actuaban en la franja horaria comprendida entre las 19:00 y las 21:00 horas ya que de este modo podían contrastar si el domicilio había luz regularmente a esa hora y así se aseguraban que el encontrarían vacío. Entonces se preparaban con guantes, gorras y pañuelos de modo que pudieran ocultar sus rostros y usaban un destornillador para fracturar la puerta o ventana más vulnerable de la casa. Una vez en el interior investigación dinero, joyas o dispositivos electrónicos y en general cualquier objeto con una fácil salida en el mercado negro.

Para desplazarse utilizaban documentación falsa para poner vehículos a nombre de terceros a través de una gestoría. De esta manera en caso de que alguien pudiera observar la matrícula del coche y la pusiera en conocimiento de la policía la identidad conducía a los agentes a ciudadanos que no tenían nada que ver con la organización criminal investigada.

Los arrestados vendían los objetos sustraídos en establecimientos especializados en la compraventa de oro y joyas y receptadores que los introdujeran en el mercado ilícito.

Una vez los investigadores ya habían identificado los integrantes del grupo y acreditado su actividad delictiva el 26 de febrero se llevó a cabo el operativo de explotación del caso. Se realizaron dos entradas y pesquisas en domicilios de Barcelona donde se arrestaron tres hombres, todos de nacionalidad albanesa. Se intervinieron joyas como relojes, pendientes, collares o anillos además de dinero en metálico y también guantes, pañuelos y soplos, utilizados durante los asaltos.

No hay comentarios

Con la tecnología de Blogger.